Rancagua se ilusiona con una Sub-17 que promete dejar todo en la cancha

La selección chilena Sub-17 inició su semana de trabajos pensando en Bolivia. Los dirigidos de Hernán Caputto trabajaron en el Monasterio Celeste de cara al debut en el Sudamericano que se jugará a estadio lleno este jueves en El Teniente.

Por Oscar Garrido
Fotografía: Daniel Gajardo

El ala norte del Complejo Deportivo Monasterio Celeste, el mismo sector que ocupa el primer equipo de O’Higgins, fue el escogido para arrancar los entrenamientos a solo días del debut de Chile ante el conjunto boliviano. Hernán Caputto lideró la jornada al mando de los 23 jugadores convocados. Un grupo que desde el pasado jueves está radicado en un céntrico hotel en Rancagua.

“Este equipo va a dejar todo en la cancha”

Tras el entrenamiento, el volante Tomás Espinoza comentó la previa del duelo ante Bolivia. “Creo que hemos trabajado de la mejor manera, hace mucho tiempo estamos trabajando las cosas que haremos en el Sudamericano. El equipo está muy unido y quiere lograr el objetivo que es pasar el hexagonal y clasificar al mundial”.

Sobre el rival, el ex Santiago Wanderers puntualizó que no han jugado contra ellos, pero que están observando vídeos para analizar su juego y su posicionamiento en la cancha.

Tomás Espinoza disputando un balón ante Fernando Melgar. (Foto: NM / FJ Chile)
Tomás Espinoza disputando un balón en uno de los amistosos ante Perú. (Foto: NM / FJ Chile)

El jugador de Rosario Central agregó que deben ir “paso a paso, lo primero es Bolivia y debemos sacar los tres puntos. Eso nos permitirá tener más confianza y seguir dándole”. Respecto al grupo que les tocará enfrentar, señaló que “todos los partidos van a ser complicados y debemos enfrentarlos de la mejor manera, con tranquilidad y con la humildad que tiene este grupo. Este equipo va a dejar todo en la cancha”.

Consultado sobre la influciencia del resultado que obtuvo la selección dirigida por Héctor Robles en el pasado Sudamericano Sub-20, Espinoza aclaró que “nosotros no lo tomamos como presión, la Sub-20 es otro tema. Ahora tenemos la responsabilidad de representar al país y debemos preocuparnos solo de nosotros”, destacó.

Con todas las entradas agotadas para la jornada inaugural, Rancagua espera vivir una verdadera fiesta tal como en la Copa América del 2015 o en el recordado Mundial de 1962. “Es muy importante el apoyo del público, ya jugamos acá con 8 mil personas ante Perú y ahora habrán más. Es muy importante para nosotros y nos da más ganas de seguir metiendo. Tampoco la localía debe ser una presión, más bien un apoyo”, concluyó.

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta