[Opinión] Los ojos del fútbol vuelven a Chile

Sorteo Mundial SUB 17 (26)

Pasada la Copa América los ojos del mundo del fútbol volvían a Europa y con ello a los problemas de la FIFA y sus denuncias internacionales. Poco se analizó de la Copa en si misma y las transferencias no fueron todo lo sorprendente que se esperaba, es más, jugadores del equipo campeón tuvieron que esperar más de la cuenta para cerrar acuerdos con nuevas instituciones.  Todo en el mundo del fútbol parecía ser más importante y, hasta cierto, lo era.

Dos meses más tarde los ojos del mundo del fútbol vuelven a nuestro país, quizás con menos luces, menos tribuna y menos prensa, pero por ningún motivo menos importante. Incluso más, los ojos que se posarán en nuestro país son quizás los más importantes y más en un momento histórico en la FIFA como el actual. Un momento donde están en cuestión no solo las decisiones comerciales que se han realizado, también en las sanciones aplicadas y las últimas modificaciones legales hechas.

El que sea un mundial sub 17 suele dar lugar a que, el común de las personas, le bajen el perfil. Quizás porque aún los jugadores están en la etapa formativa y el fútbol puede ser más lento o porque no hay grandes figuras comerciales dentro del campo de juego. ¿La gente va solo a ver fútbol cuando va a ver fútbol?

Con todo lo anterior, restarle relevancia a una instancia como un mundial de fútbol es siempre un error, cada mundial tiene su importancia particular tanto para cada uno de los competidores como para la FIFA en si misma. En el contexto de un mundial se cierran negocios, transferencias de jugadores, acuerdos de colaboración entre países e incluso asuntos reglamentos. Sin contar los muchos sueños que están en el campo de juego donde cada uno de los jugadores e incluso de los árbitros presentes en el campo de juego.

IMG_9888

Pero, ¿qué tiene de especial este mundial sub 17 aparte del fútbol? Es de público conocimiento que en el fútbol implica transferencias de derechos federativos de jugadores de una institución a otra. Este mundial no estará ajeno a esto y es así como en el último año hemos visto mayor presencia de los famosos veedores de clubes europeos en las canchas nacionales, los mismos que estarán en los recintos del mundial. Lo importante es que en esta oportunidad no vienen solos, vienen con vigilancia silenciosa, las transferencias  de jugadores jóvenes esta en entredicho.

Unicef, Save the children y otras organizaciones internacionales están ejerciendo presión a la FIFA y evalúan constantemente el trafico de jugadores, es así como el Barcelona sufrió la sanción de dos periodos de transferencias sin poder fichar jugadores (sanción que tiene a una estrella de clase mundial como Arda Turan solo entrenando hasta diciembre en el club Catalán puesto no puede ser inscrito) y, recientemente decretado por el TAS, la salida obligada de 10 jóvenes de la Masia obligándolos a volver a su país.  Todo lo anterior se suma al cambio reglamentario sobre los agentes deportivos, quienes ya no pueden cobrar sobre una tarifa de la transacción, así como tampoco pueden hacerse dueños de un porcentaje de la carta de un jugador.

Es en esta realidad en la que se va a desarrollar el torneo mundialista, una realidad que llama al cuidado por parte de todos quienes participan, que hacen creer que habrá un mayor control sobre las transferencias que se puedan motivar. Una realidad que lleva a que no sea tan sucio el ambiente, al menos en el papel.

 Que la pelotita empiece a rodar, que comience la fiesta…

Hay olor de buen fútbol y nosotros esperamos las buenas nuevas que nos pueda dejar.

11222174_10153540441969589_7811501491023964420_n

Por Hernán N. González Guzmán.

Nacido en 1992
Estudiante de Derecho de la Universidad Diego Portales (UDP)
y director de turno Fútbol Joven ANFP desde diciembre del año 2013

 

 

 

 

 

Comentarios de Facebook

Dejar una respuesta